Franz Ferdinand, la antítesis del verano

Después de cuatro años de silencio discográfico -en los que, por suerte, apenas han dejado de girar-, el próximo 26 de agosto está anunciada la edición del nuevo largo de Franz Ferdinand, positivamente titulado “Right Thoughts, Right Words, Right Action” y aunque las ganas de escuchar su nuevo material son muchas, hay que ser sinceros: es prácticamente imposible que igualen la sucesión de aciertos que dieron forma a su primer y homónimo álbum, cuando dejaron a medio mundo con la boca abierta allá por 2004.  Pese a que ya no eran veinteañeros con marcas de acné en la cara, su música sonaba fresca y descarada como sólo algunos debuts británicos adolescentes consiguen hacerlo, y Take me out se convirtió en himno por aclamación popular, sin despreciar el calado en la memoria colectiva de temas como Jaqueline, This fire o The dark of the Matinée. Un debut maravilloso se mire por donde se mire y se escuche donde se escuche.

Franz Ferdinand, recuperando el filo.

Franz Ferdinand, ¿recuperando el filo?

Sólo un año después mantuvieron la apuesta estilística con “You could have it so much better” (guitarras rápidas, canciones coreables, estribillos pegajosos y la pista de baile entre ceja y ceja) y aunque en esta segunda referencia  no faltaban singles precisamente –The Fallen, I´m your villain-, el nivel del impacto se rebajó un poco, o quizá simplemente se perdió el efecto sorpresa. Se trata, en cualquier caso, de un magnífico segundo disco que casi cualquier banda firmaría con los ojos cerrados y que, a ellos, les consolidó en la primera línea de la música independiente y su circuito de giras y festivales.

A partir de aquí empiezan las curvas, tardando cuatro años en culminar “Tonight: Franz Ferdinand“, el más flojo de los tres y también el más electrónico y menos guitarrero, y desde entonces no han editado nada serio hasta hoy. El problema en él no es tanto el sonido (que también) como unas canciones tirando a flácidas, que a veces parecen esbozos, otras ensayos y algunas, en el mejor de los casos, experimentos. Entre tanto desbarre, “Ulysses” y “No you girls” brillan con luz propia y recuerdan por qué queremos tanto a Alex Kapranos y sus muchachos: si ellos tienen un buen día te pueden hacer tener un buen mes.

¿Qué nos deparará su nuevo álbum? Pues ya hablaremos cuando salga el disco y les veamos en el madrileño Dcode Festival (14 de septiembre), su única parada española del año. De momento el single de adelanto, Right Action, es la antítesis del verano madrileño: refrescante, saltarín y gozoso como un helado de salmorejo. A ver si el resto de “Right Thoughts, Right Words, Right Action” no decae. In Franz we trust.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Festivales, Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s