Diez, cuenta atrás

Qué bonito es redescubrir un disco. No me refiero a que un álbum te enamore, dejes de escucharlo y con el tiempo vuelvas a él. No. Hablo de comprarlo, escucharlo, obviarlo y, por otras circunstancias, volver a él y darte cuenta de la joyita que tenías en la estantería sin haberte dado cuenta.

Eso me ha pasado hoy con “Carnevisión” de Fernando Alfaro y los alienistas, típico disco que no me llamó especialmente la atención cuando salió (2007) pero que, cosas de la vida, vi barato en una de tienda de saldos y me dio por comprarlo. No es que tuviera mucha fe, pero Alfaro es un seguro de vida, siendo cabeza pensante en Chucho y parte del binomio motor en Surfin´Bichos: palabras mayores. Sin embargo el que (creo) fue el primer cd editado a su nombre -aunque con los alienistas compartiendo espacio, ¿cuestión de vértigo?- ha estado cogiendo polvo en su torre de Ikea hasta hoy.

Limbo Starr: clase y belleza.

Limbo Starr: clase, belleza y ruido.

El caso es que ayer vi “Limbo Starr: diez, cuenta atrás“, magnífico documental que recoge en imágenes y canciones la primera década de vida del imprescindible sello discográfico del mismo nombre. Aunque se estrenó en 2011 en el recomendable festival In-Edit de Barcelona, no se había editado en dvd hasta el año pasado y, lo que es más importante para este blog, no me lo habían regalado hasta el pasado fin de semana (gracias, Cris). El film repasa con amor los primeros diez años de Limbo Starr desde dentro, una compañía que ha publicado en este tiempo excelentes trabajos de Nacho Vegas, Remate, Tachenko, PAL, Litoral, Reina Republicana, Remate o Abraham Boba, por citar unos cuantos de su no muy largo pero sí muy enjundioso catálogo. Su álma mater, David López y su mujer y socia, Carmen S. Ulloa son el eje central de la narración, gente cabal, sincera, apasionada, sensata e imprudente, quienes cuentan en primera persona los placeres y sinsabores que conlleva dirigir un sello tan peculiar como el suyo. Su frase de cabecera podría ser “mejor poco y bien que mucho y mal”, aunque lo artesanal -aplicado tanto a lo artístico como a la gestión- no se contradice con la relevancia conseguida hasta ahora, impropia de una discográfica que, a fin de cuentas, acoge en su seno a sólo dos personas. Ésa es su realidad.

David López y Nacho Vegas, el fuego que se apagó.

David López y Nacho Vegas, el fuego que se apagó.

En este punto conviene recordar que una grandísima parte de la importancia de Limbo Starr se llama Nacho Vegas. El asturiano es el otro protagonista de un documental rico en entrevistas -periodistas de prestigio y músicos de Limbo desfilan ante la cámara de Diego Olmo- y mucho más emotivo que exahustivo, donde se tocan todos los temas posibles alrededor del mundo de la edición musical y de la relación de las labels con los músicos. La carrera de NV y del sello comenzaron en paralelo (de las primeras diez referencias de Limbo Starr cinco eran suyas, incluyendo la primera) y las palabras del trovador norteño son especialmente jugosas vistas a día de hoy, sabiendo que poco después de realizarse la película se rompería la relación entre ambos.

No sobra nada en este “Diez, cuenta atrás” vehículo idóneo también para rememorar la cantidad de buena música que David y Carmen han logrado que tome forma y salga a la luz. Un clásico futuro de visión obligada para el que tenga algún interés en esto de la música independiente.

Y ahora, en primer lugar os dejo con Nacho Vegas, que merece una escucha en cualquier ocasión. Hoy me quedo con ganas de Dry Martini pero a cambio toca esta chulísima “Verano fatal” de su gran disco junto a la Rosenvinge porque, como toda su discografía, es única.

Por último, Fernando Alfaro, del que aún no había dicho que fue cofundador del sello, razón por la que hoy he rescatado “Carnevisión” y he sentido el impulso de escribir este post. El tema, Luz de Gás, tiene su aquél y el albaceteño, un señor músico con canciones mayúsculas en su haber, es uno de los que hablan largo y tendido en “Diez, cuenta atrás” como clásico del pop español de las últimas dos décadas que es.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Diez, cuenta atrás

  1. Pep-ELU dijo:

    Pues sí que suena bien este pollo… Algún día me dirás por qué Nacho Vegas es tan crack. Es más, quiero un post al respecto.

    Anita acaba de llegar del concierto de OfMonstersAndMen y me ha dicho que ha sido la pera. Entretenido, buenos vocalistas, buen sonido, mucha interrelación con el público, agradables, y combinación variada de instrumentos… ¿Habrá que tenerles en cuenta?

    Un abrazo, colega.

  2. Pingback: Anónimo

  3. Pep-ELU dijo:

    Oye, Corne, ¿y sobre lo último de Black Sabbath? ¿Algo que decir?

  4. Pingback: Capítulo 4. Limbo Starr: Diez, cuenta atrás. (Nacho Vegas, Maga, Fernando Alfaro e Is) - EnCupon.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s