Grandes decepciones truncadas por pequeños sueños

Hoy tenía ilusión por poner un título que pudiera servirle a Manolo García para su próximo disco, por saber qué se siente siendo pretencioso y vacío, y la verdad es que no es tan difícil. Pero dejemos el título (que no tiene sentido) y vayamos al lío.

https://i2.wp.com/img01.lavanguardia.com/2012/01/10/La-tienda-de-discos-CD-Drome-s_54244778011_53389389549_600_396.jpg

Cd.drome, una de las tiendas de discos de referencia a nivel nacional, va a cerrar sus puertas a finales de este mes. Hace unas semanas que su sede madrileña cayó y ahora le toca el turno a su establecimiento barcelonés, ubicado en el siempre sugerente barrio del Raval. Con la crisis instalada desde hace años en la venta de discos parece inevitable que todas o casi todas las tiendas que se dedican con esfuerzo, esmero y dedicación a comercializar eso que llamamos música vayan cayendo como fichas de dominó.

Hoy en día se vende muy poco y cuando esto sucede suele ser en grandes superficies donde equilibrar el presupuesto con videojuegos, cine, merchandising o Dios sabe qué, pero ya no hay sitio para esos pequeños templos donde escudriñar las estanterías buscando algo que no esperas, preguntar al del mostrador qué maravilla/carajo está pinchando porque te la quieres llevar/quieres pegarle una voz, donde te pasas por allí sin idea de pillar nada y terminas no decidiéndote entre los 7 cds que has ido seleccionando. ¿Qué queda del ritual? Sólo el recuerdo y la actitud de unos pocos (poquísimos) que seguimos comprando música en tiendas que te importan un cd bajo pedido o que simplemente tienen catálogo más allá de la última novedad del flequillo de turno, sea Justin o Madonna. Fondo de armario lo llaman.

Ahora Cd.drome anda en liquidación y el sábado, como último homenaje, la cosecha fue la siguiente:

– Single en vinilo de Futureheads, tan prescindibles como siempre.
– EP de Garzón, actualmente Grande Marlaska, punk acústico, político e infeccioso, una delicia.
– LP de A.R.E. Weapons del que esperaba más de primeras pero que habrá que escuchar con calma.
– Directo de LCD Soundsystem, una maravilla desde Londres que no cabe en una línea.
– “El codazo de Tasotti” de Deneuve (bueno, éste lo compró Cristina) o como sonar a norte siendo del sur teniendo un título evocador y divertido.

Y todo ello por 14 euros en total, cortesía de la liquidación. ¿En qué supermercado puedes encontrar esa variedad estilística y de origen? ¿Dónde encuentran acomodo las pequeñas discográficas que no se preocupan de la pasta exclusivamente? ¿Es esta la reforma cultural que nos prometió Esperanza Aguirre? Madrid Rock, siempre estarás en nuestros corazones y ahora te mandamos a tu lado al cielo de las tiendas de discos a Cd.drome.

Sumido en la tristeza (musical) os dejo con”All my friends” de LCD Soundsystem, que para algo fueron la mejor banda surgida en la década pasada. Algún día haré un post para el grupazo de James Murphy que, como las buenas tiendas de discos, pasó a mejor vida hace poco. Larga vida a los discos que se pueden tocar y romper (porque el MP3 nunca sustituirá a una portada con un plátano que se despega).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Grandes decepciones truncadas por pequeños sueños

  1. vane dijo:

    Buena elección Edu, como siempre…Sigue deletándonos con tu sabiduría musical y sí apoyemos a esas tiendas de discos, en las que puedes pasar horas entre recuerdos y nostalgia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s