Cositas (II)

No le hemos descubierto en 2011, ni mucho menos, pero ha sido un año realmente triunfal para Nacho Vegas. Con un magnífico álbum (La zona sucia) y un excelente EP (Cómo hacer crac) publicados durante estos últimos doce meses sin duda Nacho ha dado el salto al primer plano del panorama musical español trascendiendo la escena independiente y colocándose en  primera fila entre los músicos en castellano de la última década.

Si se retirase mañana (Dios no lo quiera) ya dejaría un legado legendario creciendo poco a poco, madurando como persona y como personaje, consolidando un  discurso y un estilo, trabajando como el que más y sin perder un ápice de credibilidad en un camino lleno de intensidad y de letras subyugantes. Su capacidad para enmarcar sus magníficos textos en melodías cada vez más excelsas le sitúan ahora mismo como un autor con una fiabilidad absoluta, de los que sabes que no van a fallar.

Por ponerle un pero al asturiano habría que hablar de su irregularidad en directo, aunque incluso eso tiene su gracia: mejor no saber qué va a pasar cuando le tienes delante que caer en la rutina de lo técnicamente perfecto. Se trata de emociones al fin y al cabo, una moneda al aire cada noche que puede salir cara (Agosto, Sonorama) o cruz (Noviembre, La Riviera, Madrid) pero nunca sale indiferencia.

Como joyita oculta del señor Vegas esta “Marquesita”, que no es lo mejor que ha editado recientemente (buscad “Cómo hacer crac”, “La gran broma final” o “Cuando te canses de mí”, por ejemplo) pero sí es un magnífico tema que podría quedar enterrado entre la abundante producción reciente de Nacho cuando si la firmase casi cualquier otro sería una canción de referencia en su repertorio. Grabada en directo en un taller a solas con su guitarra, cosas del magnífico Aquí te pillo, aquí te grabo de Victor Lenore. Poco más que añadir: qué ganas tenía de escribir sobre Nacho Vegas, caray.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cositas (II)

  1. berlanga1 dijo:

    Buenísima entrada del siempre grande d. Vegas. Totalmente de acuerdo con la irregularidad en directo, aunque muchos creemos que la mejor manera de expresar emociones y sentimientos humanos es desde la incertidumbre de una única (débil) voz y una guitarra con dicha irregularidad que ello conlleva.
    Me ha sorprendido gratamente el blog, me lo apunto en mi Blogroll.

  2. Vaya, soy de las que se ponen a hablar con un alguien en su mente esperando que suceda lo mejor, pero no soy de cumplir una serie de mandamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s