Siempre hay dos bandos

La vida no es sólo blanco o negro: hay multitud de grises. Estamos en una época en la que casi todo parece decirnos “o estás conmigo o estás contra mí” y no tiene que ser así. Siempre hay dos bandos, canta Nacho Vegas en su nuevo EP, pero no siempre tiene la razón el bueno de Nacho. En política llevamos lustros de bipartidismo galopante. O eres azul o eres rojo, pero el resto parece que no existe. Si votas a un partido minoritario la gente te mira con cara de ternura y piensa “qué majo” o directamente “pobrecico”.

En fútbol de las últimas 15 ligas 12 las han ganado Real Madrid o Barcelona y no parece que a corto plazo vaya a cambiar la tendencia. Estamos en manos de Muniain, que es el John Connor del fútbol. Ha sido enviado desde Pamplona para salvarnos del aburrimiento y esperemos que logre el objetivo por el bien del Bilbao, como dice mi abuelo, y del fútbol en general.

Y en música, ¿qué? Pues o escuchas música en castellano o lo haces en inglés, pero no hay más alternativas. El mercado está copado casi exclusivamente por autores hispanos o sajones, pero no hay hueco para otras alternativas. ¿Qué pasa con la música alemana, italiana o francesa? ¿Por qué gente que no tiene ni pajolera idea de inglés escucha (y tararea, ojo) a Coldplay pero rechaza frontalmente a grupos que canten en portugués?

Yo no voy a decir a quién tenéis que votar, faltaría más, pero sí animo a que se haga lo que se crea conveniente y no se piense en el voto útil. El voto útil es el que se hace creyendo en lo que se vota y puede ser a un partido pequeño o a uno grande, pero sin seguir modas. No os voy a pedir que no animéis al equipo que os gusta pero sí que se preste más atención al resto de clubes, incluyendo la segunda división.Y en música os animo a que salgáis del sota, caballo y rey de los dos bandos lingüisticos. De verdad, hay mucha vida ahí fuera.

https://musicaymandarinas.files.wordpress.com/2011/11/1.jpg?w=300

Para muestra un botón, el francés Dominique A, el mejor autor musical contemporáneo del país vecino que puede mirar de tú a tú a casi todos en el mundillo. Debutó en 1992 con “La Fossette“, álbum imprescindible, una isla que pertenece a quién lo escucha y que rebosa talento por todos lados. Desde entonces lleva una decena de lps que le sitúan en el olimpo de los grandes de verdad. Mezcla tradición con experimentación cuando lo cree conveniente, tiene una voz que emociona aunque no sepas francés y una forma de tocar la guitarra maravillosa. Hasta tiene cara de buena gente. Un músico válido de verdad que podría cantar en inglés y vender mucho más pero… Olé Dominique. Os dejo con Immortels, y se lo dedico como siempre y como nunca a Cris, embajadora de la cultura francesa en España.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Siempre hay dos bandos

  1. Jatorl dijo:

    Oh! Esa referencia a Muniain, el Mozart del fútbol español…se me han saltado las lagrimas con tu referencia…Menos mal que tienes criterio futbolístico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s